miércoles, 29 de octubre de 2014

PARA PREPARAR LA REFLEXIÓN SOBRE EL EVANGELIO DEL DOMINGO

DOMINGO XXXI DEL TIEMPO ORDINARIO 

 

  • Material que utilizamos en LA SALLE que incluye un comentario de J.A. PAGOLA, además del comentario en power que publican cada semana las Benedictinas de Monserrat. COMENTARIO AL EVANGELIO y COMENTARIO EN POWER BENEDICTINAS.
  • No olvido un recurso que personalmente considero muy interesante y que cada semana publica la página de Acción Católica General, que incluye un comentario para jóvenes y adultos y otro mucho más sencillo, pero con el mismo esquema (ver-juzgar-actuar), para los niños. COMENTARIO JÓVENES-ADULTOS y COMENTARIO NIÑOS.
  • También recupero los recursos que semanalmente pone a disposición el P. Javier Leoz y que pueden ser igualmente de utilidad. HOMILÍA, ORACIÓN, MISA FAMILIAR.
  • EVANGELIO PARA COLOREAR de ChurchForum.
  • Las tradicionales páginas de BETANIA  y MERCABÁ donde podéis bucear y encontrar comentarios y materiales para todos los domingos y fiestas del año.

martes, 28 de octubre de 2014

TODOS LOS SANTOS, FIELES DIFUNTOS Y HALLOWEEN ¿DE QUÉ HABLAMOS?

Fuente: catolico.org

Solemnidad de Todos los Santos, 1 Nov
y Conmemoración de los Difuntos, 2 Nov

Padre Jordi Rivero
Ver también aclaración sobre Halloween

Para comprender el significado de la solemnidad de los santos y la conmemoración de los difuntos hay que saber que existen tres estados en la Iglesia:

1- La iglesia peregrina en la tierra. En ella estamos nosotros hasta el día de nuestra muerte.
2- La iglesia purgante (en el purgatorio), la componen los difuntos que necesitan aun purificación antes de entrar en el cielo. Por ellos oramos el día de los difuntos, el 2 de Noviembre, para que pronto vayan al cielo. (no rezamos por los que están en el infierno porque su condena es irreversible)
3- la iglesia triunfante, ya glorificada en el cielo. A ellos los santos honramos el 1 de Noviembre.

Solemnidad de Todos los SantosLos santos
Lecturas de la misa de hoy y comentarios
Del Oficio Divino de hoy: Apresurémonos hacia los hermanos que nos esperan, San Bernardo, abad
Homilía de JPII sobre en esta fiesta, 97 
Comunión de los santos

Durante todo el año celebramos la fiesta de muchos santos famosos. Pero la Iglesia ha querido recordar que en el cielo hay innumerables santos que no cabrían en el calendario. Por eso nos regala esta solemne fiesta de Todos los Santos que abarca a todos nuestros hermanos que ya están en el cielo. Multitudes de santos desconocidos por nosotros pero amadísimos de Dios. Entre ellos pueden haber familiares nuestros, amigos, vecinos...
Universal vocación a la santidad en la Iglesia
La fiesta de Todos los Santos no es solo para recordar sino también una llamada a que vivamos todos nuestra vocación a la santidad
, cada uno según su propio estado de vida (como solteros, casados, viudos, consagrados, etc.). El capítulo V de la Constitución Dogmática "Lumen Gentium" (Concilio Vaticano II), lleva por título "Universal vocación a la santidad en la Iglesia". Dios nos creó para que seamos santos.
Según Benedicto XVI, "El santo es aquel que está tan fascinado por la belleza de Dios y por su perfecta verdad que éstas lo irán progresivamente transformando. Por esta belleza y verdad está dispuesto a renunciar a todo, también a sí mismo. Le es suficiente el amor de Dios, que experimenta y transmite en el servicio humilde y desinteresado del prójimo".
HistoriaDesde la Iglesia primitiva, los cristianos siempre hemos venerado a los mártires por su virtud heroica. Al guardar en nuestros corazones sus memorias y su ejemplo, nos animan a vivir también nosotros la radicalidad del Evangelio. Es por ello que se guardan sus reliquias. Estas pueden ser partes de sus cuerpos o de sus ropas u otros artículos asociados con ellos. En la Biblia leemos que los cristianos guardaban hasta las ropas y pañuelos que San Pablo hubiese tocado (Hechos 19,12).
Durante la persecución de Diocleciano (284-305) hubieron tantos mártires que no se podían conmemorar todos. Así surgió la necesidad de una fiesta en común la cual se comenzó a celebrar, aunque en diferentes fechas, a partir del siglo IV.  
La Roma pagana observaba el fin del año el 21 de febrero con una fiesta llamada Feralia, para darle descanso y paz a los difuntos. Se rezaba y hacían sacrificios por ellos. Con la cristianización del imperio, los papas pudieron remplazar las prácticas paganas. El 13 de Mayo de 609 o 610, el Papa Bonifacio IV consagró el Panteón Romano (donde antes se  honraba a dioses paganos) para ser templo de la Santísima Virgen y de todos los Mártires. Fue así que se comenzó la fiesta para todos los santos. Gregorio III (731-741) la transfirió al 1ro de Noviembre. Gregorio IV (827-844) extendió esta fiesta a toda la Iglesia.
Los Ortodoxos griegos celebran a todos los santos el primer domingo después de Pentecostés
Hoy es necesario renovar la Solemnidad de Todos los Santos. Si no la vivimos, fiestas paganas, como Halloween, tomarán su lugar.
 


S.S. Benedicto XVI sobre el día de todos los santos, 2007
El cristiano, «ya es santo, pues el Bautismo le une a Jesús y a su misterio pascual, pero al mismo tiempo tiene que llegar a ser santo, conformándose con Él cada vez más íntimamente».
Advirtió ante el peligro de caer en un equívoco: «A veces se piensa que la santidad es un privilegio reservado a unos pocos elegidos. En realidad, ¡llegar a ser santo es la tarea de cada cristiano, es más, podríamos decir, de cada hombre!».

«Todos los seres humanos están llamados a la santidad que, en última instancia, consiste en vivir como hijos de Dios, en esa “semejanza” a Él, según la cual, han sido creados»

«todos los seres humanos son hijos de Dios, y todos tienen que llegar a ser lo que son, a través del camino exigente de la libertad».

«Dios les invita a todos a formar parte de su pueblo santo. El “Camino” es Cristo, el Hijo, el Santo de Dios: nadie puede llegar al Padre si no por Él», aclaró.

S.S. Benedicto XVI sobre el día de todos los santos, 2006
Queridos hermanos y hermanas:

Celebramos hoy la solemnidad de todos los santos y mañana conmemoraremos a los fieles difuntos. Estas dos celebraciones litúrgicas, muy queridas, nos ofrecen una oportunidad singular para meditar en la vida eterna. El hombre moderno, ¿sigue esperando esta vida eterna o considera que pertenece a una mitología ya superada?

En nuestro tiempo, más que en el pasado, vivimos tan absorbidos por las cosas terrenales, que en ocasiones es difícil pensar en Dios como protagonista de la historia y de nuestra misma vida.

La existencia humana, sin embargo, por su naturaleza, está orientada hacia algo más grande, que le trasciende; en el ser humano no se puede suprimir el anhelo por la justicia, la verdad, la felicidad plena.

Ante el enigma de la muerte, muchos sienten el deseo y la esperanza de volver a encontrar en el más allá a sus seres queridos. Y es fuerte también la convicción de un juicio final que restablezca la justicia, la espera de un esclarecimiento definitivo en el que a cada quien se le dé lo que le corresponde.

Ahora bien, para nosotros, los cristianos, «vida eterna» no sólo indica una vida que dura para siempre, sino también una nueva calidad de la existencia, sumergida plenamente en el amor de Dios, que libera del mal y de la muerte y nos pone en comunión sin fin con todos los hermanos y hermanas que participan en el mismo Amor. La eternidad, por tanto, puede estar ya presente en el centro de la vida terrena y temporal, cuando el alma, mediante la gracia, se une a Dios, su fundamento último. Todo pasa, sólo Dios no cambia. Un Salmo dice: «Mi carne y mi corazón se consumen: ¡Roca de mi corazón, mi porción, Dios por siempre!» (Salmo 72/73,26). Todos los cristianos, llamados a la santidad, son hombres y mujeres que viven firmemente aferrados a esta «Roca», tienen los pies en la tierra, pero el corazón ya está en el Cielo, morada definitiva de los amigos de Dios.

Queridos hermanos y hermanas: Meditemos en estas realidades con el espíritu dirigido a nuestro destino último y definitivo, que da sentido a las situaciones diarias. Renovemos el gozoso sentimiento de la comunión de los santos y dejémonos atraer por ellos hacia la meta de nuestra existencia: el encuentro, cara a cara, con Dios. Recemos para que ésta sea la herencia de todos los fieles difuntos, no sólo de nuestros seres queridos, sino también de todas las almas, especialmente de las más olvidadas y necesitadas de la misericordia divina.

Que la Virgen María, Reina de todos los santos, nos guíe para escoger en todo momento la vida eterna, la «la vida del mundo futuro», como decimos en el «Credo»; un mundo que ya ha sido inaugurado por la resurrección de Cristo y cuya llegada podemos apresurar con nuestra conversión sincera y con las obras de caridad.


 



William Bouguerau, 1825-1905
Requiem aeternam dona ei (eis),
Domine, et lux perpetua luceat ei (eis). Requiescat (-ant) in pace Amen.
CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS DIFUNTOS
2 de noviembre

Lectionario y homilías para la solemnidadDifuntos
No "reencarnación", sino "resurrección" profesa la fe cristiana -Comentario del padre Cantalamessa a la conmemoración de todos los fieles difuntos, 2007
Muramos con Cristo, y viviremos con él -San Ambrosio sobre la muerte de su hermano. Del Oficio Divino.


En este día rezamos por los difuntos que están en el purgatorio. Los que han ido al cielo son santos y no necesitan oración. Los que están en el infierno no pueden beneficiarse de la oración ni la desean. Solo rezamos por las difuntas almas del purgatorio. Pero como no sabemos con seguridad si un difunto está en el purgatorio (a no ser que la Iglesia lo haya declarado santo en cuyo caso está en el cielo), es bueno rezar por todos los difuntos. 
Intercedemos por todos los difuntos, en especial nuestros familiares y conocidos, para que pronto se encuentren con el Señor en el cielo.  
Es antigua costumbre cristiana visitar los cementerios el día de los difuntos y llevar flores como signo de amor y honra. Recordamos nuestros ancestros sobre todo en la Santa Misa ofrecida por ellos.
Santo Tomás: rezar por los difuntos es la mayor obra de misericordia, aún más que rezar por los vivos, ya que éstos pueden valerse por sí mismos.

Indulgencia Plenaria por la octava de la Solemnidad de Todos los Santos
A favor de las almas del purgatorio:Podemos pedir por alguien en especial pero Dios es quien decide a quién se aplica pensando en el mayor bien de la Iglesia y el nuestro. Se pueden ganar un máximo de una indulgencia plenaria por comunión (una por día).

Condiciones: 1-Visitar un cementerio y devotamente rezar, aunque sea mentalmente, por los difuntos desde el 1 al 8 de Noviembre (otros días del año la indulgencia es parcial)
2-Visitar una Iglesia el día de los fieles difuntos (
desde la tarde del 1 de Noviembre hasta el 2 de Nov. inclusive) Al visitar la Iglesia rezar el Padre Nuestro y el Credo.

Se deben además satisfacer las siguientes condiciones:-Confesión sacramental, ocho días antes o después.
-Comunión
-Rezar por las intenciones del Santo Padre (un Padre Nuestro y Ave María).

Las tres condiciones se pueden satisfacer varios días antes o después hacer de la visita. Sin embargo es apropiado que la comunión se reciba y la oración por la intención del Santo Padre se rece en el día de la visita.

La abadía de Cluny, origen de la fiesta litúrgica de los difuntos
Aunque la costumbre de orar por los difuntos y celebrar misa por ellos es tan antigua como la Iglesia, la fiesta litúrgica por los difuntos se remonta al 2 de noviembre de 998 cuando fue instituida por San Odilón, monje benedictino y quinto abad de Cluny en el sur de Francia.
En el siglo XIV, Roma adoptó esta práctica. La fiesta fue gradualmente expandiéndose por toda la Iglesia.

El Papa Juan Pablo II, en un mensaje que envió al obispo Raymond Séguy, abad titular de Cluny el 12 de octubre del 1998, señala que en ese año se celebra también el centenario de la fundación de la Archiconfraternidad de Nuestra Señora de Cluny, encargada de rezar por las almas del purgatorio, y el XL aniversario de la publicación del boletín «Lumière et vie» (Luz y Vida), que promueve la oración por los difuntos.

Juan Pablo II recordó que «San Odilón deseó exhortar a sus monjes a rezar de modo especial por los difuntos. A partir del Abad de Cluny comenzó a extenderse la costumbre de interceder solemnemente por los difuntos, y llegó a convertirse en lo que San Odilón llamó la Fiesta de los Muertos, práctica todavía hoy en vigor en la Iglesia universal».
Explicación de la comunión de los santos

LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL ¿CÓMO INTEGRARLA?

Hace ya algún tiempo, desde que se publicó el libro de Daniel Goleman "La inteligencia emocional", se han sucedido las entregas editoriales, las charlas, los congresos... en los que se ha hablado de las Inteligencias Múltiples, término con el que se quiere reseñar que el concepto clásico de una sola Inteligencia ya no sirve, porque cada uno desarrolla diferentes tipos de inteligencias.

Partiendo de esta base que todos más o menos conocemos, algunos de esos autores han abordado como una inteligencia más (pero en cierto grado diferente) la llamada INTELIGENCIA ESPIRITUAL. ¿Qué es? ¿Cómo se explica? A rasgos generales, y con conceptos que todos estudiamos, podemos decir que la inteligencia espiritual es la capacidad del hombre de trascender lo material. En la filosofía clásica, el hombre era la unión de cuerpo y espíritu. Después, la razón relegó al espíritu y lo dejó en manos de la teología porque para la ciencia, lo que no se puede medir, no existe.

No vamos a dar una clase de filosofía de bachiller, pero es más o menos para saber dónde nos movemos. En los últimos tiempos, como dije antes, con las inteligencias múltiples, la faceta espiritual ha vuelto a tomar fuerza. Bien es verdad que los cristianos no son muy afines a esta nueva tendencia porque en muchos ámbitos se ha relacionado con la filosofía oriental, el new age...

Para deshacer errores, dejo algunas pinceladas que a todos nos pueden servir para poder entender de qué estamos hablando, además de un artículo que trata el tema más en profundidad. Es bueno formarse y no dejarlo todo para que lo estudien otros, los especialistas, porque nosotros, como profesores o catequistas, tenemos que ser especialistas en los temas que tratan del espíritu y también del Espíritu. En fin, lo dicho, os dejo con lo propuesto.

PRINCIPIOS DE LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL
Es mejor el amor que el odio
Es mejor la verdad que la mentira
Es mejor el bien que el mal.
Es mejor el conocimiento que la ignorancia
Es mejor dar que recibir
Es mejor la paz que la violencia.
Es mejor la atención que la desatención.
El mejor la felicidad que el sufrimiento.
Somos seres espirituales.
Características de la inteligencia espiritual
Capacidad de ser feliz a pesar de las circunstancias
Capacidad de paz interior y ecuanimidad
Capacidad de amor universal
Capacidad de vivir para servir
Capacidad de enfrentar y superar el sufrimiento
Capacidad de ser independiente y autónomo.
Capacidad de resolver problemas de significado y valores.
Capacidad de conducta ética.
Capacidad de centrarse en el por qué de las cosas
Capacidad de discernimiento
Capacidad de vivir en un contexto más amplio de significado
Capacidad de aprender a se
Capacidad de integración holista de la totalidad.



lunes, 27 de octubre de 2014

NO A UN MILLÓN DE DÓLARES POR PRINCIPIOS

Un vídeo que no te dejará indiferente. Muy bueno para emplear con gente joven y preguntarles: ¿qué es lo que te mueve en la vida? Si tuvieras 99 años y estuvieras a punto de morir, ¿qué habrías hecho en este momento para que tu vida hubiera cambiado?


RASGOS DE UN NIÑO O JOVEN SEGUIDOR DE JESÚS

A veces, cuando en la clase o en la catequesis los niños o jóvenes nos preguntan ¿y eso cómo se hace?, refiriéndose a ser seguidor de Jesús, los adultos podemos caer en simplezas por no estar preparados, por eso es importante tener preparado un listado de cosas que creemos que ellos pueden hacer si realmente quieren educarse al estilo de los seguidores de Jesús. A saber:

  • RECHAZAR LA VIOLENCIA: un seguidor de Jesús no es violento y rechaza todo tipo de violencia, sea física, verbal o psicológica. Alentarlos a que estén atentos a los casos que ven para evitarlos, es alentarlos a ser testigos de Jesús.
  • DENUNCIAR LAS INJUSTICIAS: cuando se ven cosas o situaciones que son injustas, tenemos que decirlas. A veces los niños o jóvenes no pueden solucionar por ellos mismos estas situaciones, por lo que sería bueno alentarlos a que las cuenten a algún mayor, a otros compañeros o a amigos.
  • EVITAR LAS DISCUSIONES que llevan a las peleas, por eso, un buen seguidor de Jesús siempre piensa las cosas más de una vez.
  • DEFENDER SIEMPRE A LOS MÁS DÉBILES: evitando el acoso a compañeros, sobre todo a los que, por alguna razón, se muestran o son diferentes. A estas personas no sólo hay que defenderlas, sino que deberían ser preferidas para un buen seguidor de Jesús.
  • NO ESCONDERSE NUNCA y dar siempre la cara.
  • INTENTAR SIEMPRE DIALOGAR y no recurrir nunca al enfrentamiento.
  • PROPONER OTRAS ACTIVIDADES cuando se vea un ambiente tenso que ellos crean que puede llegar al enfrentamiento. Los que alientan las peleas en lugar de evitarlas, no son buenos seguidores de Jesús.
  • HABLAR CON TODOS LOS COMPAÑEROS, sobre todo para dialogar sobre las cosas buenas que se pueden hacer entre todos. Alentar el compañerismo y la cooperación llevan siempre a un buen ambiente de trabajo.
  • NO MENTIR. Parece una simpleza, pero la gente joven suele mentir mucho para eludir responsabilidades. A veces, incluso, culpan a otros para salir triunfantes.
  • ELEGIR A COMPAÑEROS MEDIADORES. Entre ellos se conocen, por lo que es bueno decirles que ante algún conflicto que pueda surgir, acudan a los compañeros que son mejores para mediar, para encontrar una solución por ellos mismos.
  • PREFERIR POR AMIGOS A OTROS QUE TENGAN NUESTRAS INQUIETUDES RELIGIOSAS. No es infrecuente que chicos que van con sus padres a misa, luego evitan a otros niños cristianos en clases o en los recreos para que otros compañeros no los llamen tontos, o beatos.
Este es un listado que he sacado y enriquecido a partir de algo parecido que encontré en internet. Algo tan simple como unos consejos para la convivencia, pueden convertirse un arma bien potente para que nuestros chicos crezcan con esos valores, pero enfocados en cristiano. Te animo a añadir algunos más y a proponérselos a tus alumnos o catecúmenos.

sábado, 25 de octubre de 2014

LA BUENA PRÁCTICA PASTORAL

Este semana, por dos medios al menos, me han llegado varios reclamos que hablan de la BUENA PRÁCTICA PASTORAL. ¿Qué hay que entender por eso?

Para algunos, la buena práctica pastoral consistirá en que en la catequesis se den bien los preceptos del cristianismo a través del catecismo puro y duro o, quizás para los jóvenes, con la adaptación del Youcat. Y bien, estarían en lo cierto.

Para otros, la buena práctica pastoral consiste en seguir un temario catecumenal que acompañe a los niños y jóvenes hacia la comunidad cristiana. Más que una pastoral de sacramentos, apuestan por una pastoral integral. Y también estarían en lo cierto.

Para los menos, la buena praxis pastoral andaría por acomodar lo que se dice sobre Jesús y su Buena noticia, con la propia vida y el intento de que los catecúmenos aprendan a hacer lo mismo. Y, sin duda, también están en lo cierto.

Si además, hay quien entiende como buena práctica pastoral la METODOLOGÍA que se sigue en cualquier catequesis, entonces podemos decir que hemos puesto las cuatro patas de la mesa.

Lo malo de todo esto, es que en no pocos casos, los que entienden una forma, suelen excluir las demás. Los partidarios del catecismo rechazan ciertos procesos y éstos rechazan el adoctrinamiento desprovisto de razón. Total, que cada cual entiende una cosa diferente cuando hablamos de BUENA PRÁCTICA PASTORAL. 

Si todos, y cuando digo todos me refiero a todos, nos empeñásemos más en HACERLO BIEN en la parcela que nos toca, estaríamos mejorando. Si hiciésemos esfuerzos por conocer otros modelos, otros esquemas, otras metodologías, otras formas de hacer pastoral, ya estaríamos avanzando hacia una concreción que incluyera aspectos de todas esas facetas.

La buena práctica pastoral no consiste en que los niños o los jóvenes lleguen a la hora, hayan hecho bien la  "tarea", se porten bien en las sesiones de catequesis o en las celebraciones. Tampoco consiste en tener tal o cual material para seguir unos temas, o tener siempre recursos para los imprevistos, como dibujos que colorear o canciones que ensayar. 

El responsable de PASTORAL, el CATEQUISTA, es el responsable de transmitir la fe en Jesús y en su Evangelio en el marco familiar de la Iglesia. Espacio en el que crece en la fe y como persona, celebra la vida y la fe, y se implica activamente en el servicio desinteresado a los demás. Si lo que se hace persigue todo esto, estamos hablando de una buena praxis pastoral, independientemente del método o camino que se haya seguido para llegar ahí.

viernes, 24 de octubre de 2014

CUADERNOS DE FORMACIÓN BÍBLICA

Todo aquel que haya estudiado teología conoce los Cuadernos Bíblicos de la Editorial Verbo Divino. Hace muchos años que los vienen publicando y tienen muchas cosas buenas:
  • Cada uno trata un tema monográfico un poco en profundidad.
  • Lo cual no quiere decir que sean muy largos.
  • Son muchos los temas que se pueden tratar.
  • Y los podemos ver completos.
En el enlace que os dejo tenéis la mayoría de esos cuadernos. Están en pdf, pero al no haberse rasterizados no se puede copiar texto porque cada página es como una imagen. Pero se pueden ver y, por tanto, emplear para preparar un tema o aclarar dudas. Desde luego es un buen recurso, así que aprovechadlo antes de que lo quiten, que es lo que se suele decir cuando nos encontramos con una página con este tipo de recursos.

miércoles, 22 de octubre de 2014

23 DE OCTUBRE: BEATO ARNOLDO RÈCHE, FSC

Julio Nicolás Rèche nace en una familia pobre de Landroff en Lorraine. Abandona pronto la escuela para trabajar como mozo de caballerizas, cochero y finalmente carretero al servicio de una empresa de construcción. Siendo joven, es conocido por sus compañeros de trabajo por su piedad y su autodisciplina.

Conoce a los Hermanos por primera vez cuando sigue clases nocturnas y pide ingresar en la congregación. Enseña durante cuatro años en un pensionado de la calle de Venecia en Reims. A pesar de las exigencias de un tiempo completo dedicado a la enseñanza, logra estudiar y llega a ser competente en teología, matemáticas, ciencias y agricultura que enseña a pequeños grupos de alumnos más adelantados. Durante la guerra Franco-Prusiana de 1870, trabaja con otros Hermanos como enfermero, para dar respuesta a las necesidades médicas y espirituales de los heridos de los dos bandos.

Por ello es condecorado con la cruz de bronce. La intensidad de su vida de oración y su amor por las prácticas de penitencia deciden a los superiores a nombrarle Director del Noviciado de Thillois. Conquista el corazón de aquellos de quienes está encargado por su atención evidente a su desarrollo espiritual y profesional. Se habla de pequeños milagros de curación, así como de su sorprendente capacidad para discernir los pensamientos secretos. El Hermano Arnaldo es conocido por su devoción a la Pasión del Salvador y su docilidad al Espíritu Santo, que, como a menudo lo hace observar "fortifica el corazón de los hombres".

Cuando el Noviciado se traslada a un nuevo centro en Courlancy cerca de Reims en 1885, el Hermano Arnaldo contribuye a hacérselo dedicar al Sagrado Corazón. Fallece a la edad de 52 años, con fama de santidad, solamente unos meses después de haber sido nombrado Director del Sagrado Corazón.

Nacido en Landroff, Francia, el 2 de septiembre de 1838
Entrado en el Noviciado, el 23 de diciembre de 1862
Fallecido en Reims, Francia, el 23 de octubre de 1890
Beatificado el 1 de Noviembre de 1987

Fuente: lasalle.org

22 DE OCTUBRE: SAN JUAN PABLO II

A modo de reflexión y recuerdo sobre este santo que todos hemos visto y oído durante años, os dejo una presentación que todos seguro que hemos visto, pero que no deja por ello de ser un buen recurso para tener a mano y presentarlo hoy o cualquier otro día. Con ello recordamos que entre nosotros andan los santos que, quien sabe si algún día estarán también en los altares.